Mi carta a los Reyes Magos

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Queridos Reyes Magos:

Las Navidades no serían lo mismo si no hiciera esta carta. El comienzo del año 2019 me ha animado a ver más allá. He leído cantidad de tweets, posts, memes… muy negativos ante el 2018 vivido y, por supuesto, se ve que muchos han puesto grandes esperanzas para el 2019, entre ellos: yo. Me es imposible separar mi consumo de lo que ocurre en el resto de mi entorno.

Este año he intentado portarme bien: desde la Escuela se ha intentado la inserción de los jóvenes en el empleo, se intenta cada día mejorar la educación y la experiencia de los más jóvenes, llevamos un programa de asesoramiento y motivación, se ha participado en las campañas de Educación para el Desarrollo. Sin embargo, aún me queda mucho por hacer, porque hay cosas que no he conseguido cumplir: muchos jóvenes no han conseguido cumplir con sus metas, muchos han sido desvalorados por su baja formación y cualificación y muchos, a día de hoy, están en el paro sin motivaciones o ambiciones de ser una persona formada, cualificada y con grandes expectativas a su futuro.

Quizás, tanto yo como el resto de la sociedad, merezcamos algo de carbón… pero por favor, os pido que sea extraído de minas donde se respeten los derechos de sus trabajadores y donde se cumpla la legislación exigida, además de cierto oro que ayude a que los jóvenes quieran una formación para ampliar sus oportunidades e incienso para inspirarles y llevarles a lo más alto.

Creo que mis deseos están más que narrados. Aun así, para ser más concisa, espero de vosotros para este año 2019 una sociedad con ganas de luchar, que crea en el progreso, en los derechos de los trabajadores, que enseñe y aprenda, que valore la formación, la experiencia y la profesionalidad, que avance gracias a la unión y la ayuda de todos, ¿podrán ayudarnos queridos Reyes Magos? Vuestra magia nos vendría de perlas para lograr nuestros deseos. Esperamos con paciencia que reciba nuestros deseos.

😉

Un cordial saludo.